« Geografía en vilo | Inicio | Te echaré cordón de seda »

24 de septiembre de 2008

Comentarios

LLaneza

El silencio de aquellas columnas rotas ,la luz de la luna en el sensual revestimiento que le da la cercanía al fin del Ramadan .La excitación después de haber ofrecido un concierto .
Gracias por tu compañía ,gracias por el paseo que nos regaslaste y muchísimas gracias por el silencio que nos impusiste para no molestar ,para no despertar lo mágico que llevamos en nosotros .Lo mágico que aquella noche ,delante de la Torre Hassan ,descubrimos y saboreamos .

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Μεταφρασι

noviembre 2013

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
        1 2 3
4 5 6 7 8 9 10
11 12 13 14 15 16 17
18 19 20 21 22 23 24
25 26 27 28 29 30  

Aviso de nuevas entradas